image_pdfimage_print

Ni nombre, ni apellidos, ni fotografía en los currículum vitae. Es la propuesta de la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, para erradicar la discriminación por sexo a la hora de optar a un puesto laboral.

Aunque los expertos creen que esta medida es difícil de aplicar en el sector privado. “Parece muy complicado que esto fuese posible aplicarlo al sector privado. Se aplicará sobre la primera fase de un posible proceso de selección y tendría una efectividad práctica limitada”, explica Adrián Zelaia, presidente de Ekai Center.

El Parlamento francés aprobó esta iniciativa en abril de 2016, aunque todavía no se ha llegado a aplicar.

+ información

El Mundo, 21 de Diciembre de 2016

Ir a la barra de herramientas